Que es la Mamoplastia

Como su nombre indica, se trata de reducir el tamaño de unas mamas demasiado grandes. Tener un pecho excesivamente voluminoso no es sólo un problema estético, sino también el origen de problemas cervicales y dorsales. Para reducir el tamaño del pecho hay que eliminar el exceso de contenido glandular y graso así como de piel. A la técnica de la reducción mamaria se suma la de la elevación, ya que en el 99% de los casos un pecho con demasiado volumen es, además, un pecho caído. En muchos casos también será necesario reducir el tamaño de los pezones demasiado grandes.

El cirujano acordará con la paciente el volumen aproximado que tendrá la mama tras la intervención. Siempre se le recomendará la proporción adecuada en función de la altura y anchura de la paciente.

Presentación previa de reducción de mamas pre-operatorio Planteamiento técnico de reducción mamaria
La mamoplastia de reducción puede realizarse siempre que esté indicado y la paciente sea mayor de edad. La intervención consiste en hacer una incisión en forma de T, J ó I, dependiendo del estado de la mama. Con esta incisión conseguimos eliminar el tejido mamario sobrante y elevar la mama. También será necesario centrar el pezón que, al igual que la mama, estaba caído y corregir las areolas demasiado grandes.

La cicatriz de la reducción mamaria quedará mejor o peor en función de las características de la paciente. En general, la piel de esta zona tiene muy buena cicatrización. Además, existen sistemas para ayudar en este propósito.

Planteamiento intervención con detalle de la transposición de la areola. Último paso antes de finalización de la intervención con cicatriz vertical y submamaria.
En pacientes que tienen una mama grande, la cicatriz quedará en forma de T ya que, cuanta más piel sobra, más grande es la cicatriz. En mamas de tamaño mas reducido la cicatriz será más pequeña y en forma de J o I.
Normalmente, los beneficios de la mamoplastia de reducción para la paciente son superiores a la posibilidad de tener unas cicatrices más o menos visibles.

Resultado final de la mamoplastia de reducción
La anestesia para la reducción mamaria es general. Y el paciente deberá ingresar de 24 a 48 horas.

En el post-operatorio de la reducción de pecho es normal que la paciente pierda la sensibilidad del pecho pero la irá recuperando paulatinamente. Para los pechos grandes puede resultar más problemático recuperar la sensibilidad.